La desnutrición infantil en Colombia

16 abril, 2012 | Sin categoría

 El panorama de nutrición infantil en Colombia es alentador si se compara con países con similar PIB per cápita y con otros países de la región. Sin embargo, aún falta camino para poder  alcanzar las metas de milenio en algunos indicadores y disminuir las diferencias entre las regiones.

Adriana Castillo Castillo

 El panorama de nutrición infantil en Colombia es alentador si se compara con países con similar PIB per cápita y con otros países de la región. Sin embargo, aún falta camino para poder  alcanzar las metas de milenio en algunos indicadores y disminuir las diferencias entre las regiones.

Se conoce por desnutrición al problema generado por falta de una sana y adecuada alimentación. Es importante tener en cuenta que no solamente están desnutridas aquellas personas que carecen de alimentos, sino también aquellas que aún consumiendo una cantidad suficiente de éstos, se encuentran desnutridas, pues existen alimentos que carecen de nutrientes y vitaminas necesarios para el ser humano.

“La seguridad alimentaria se da cuando todas las personas tienen acceso físico, social y económico permanente a alimentos seguros, nutritivos y en cantidad suficiente para satisfacer sus requerimientos nutricionales y preferencias alimentarias, y así poder llevar una vida activa y saludable.”(Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura)

Recientemente, éste tema se ha vuelto trascendente no solamente para la investigación en el campo de la salud, sino también para el área de las humanidades, entre ellas la economía. Razón por la cual tanto autoridades nacionales como internacionales vienen mostrando un interés creciente al respecto; muestra de esto es que el primer Objetivo del Milenio[1] está orientado a Erradicar la Pobreza Extrema y el Hambre en el mundo.

Por otro lado es importante considerar que a pesar que la desnutrición en la etapa adulta del ser humano es bastante importante, la población infantil debe tener especial atención porque son los niños quienes constituyen la población más vulnerable de la sociedad. De hecho la desnutrición los afecta seriamente pues retrasa su crecimiento físico, genera problemas en el aprendizaje y los expone a sufrir enfermedades.

Analizando un poco la situación a nivel mundial,  se encuentra que el continente que más sufre de problemas de desnutrición – en el sentido de carencia de alimentos – es África, seguido de Asia y Oceanía. Igualmente se observa que los países con menor PIB per cápita son aquellos que tienen mayores problemas de desnutrición en su población, pues: El 98 por ciento de las personas con hambre en el mundo viven en países en desarrollo (Comunicado de Prensa de la FAO, 2010). En este sentido, es preocupante que a pesar de los esfuerzos que se han realizado por reducir el problema, muchos países aún se encuentran lejos de cumplir la meta para el 2015. En Colombia por ejemplo, el porcentaje de población total en subnutrición fue de 13% entre los años 2004 y 2006, mientras que en los Objetivos del Milenio se plantea que este porcentaje sea de 7,5% para el 2015 (Documento CONPES 140)

En cuanto a datos de desnutrición en la niñez,  según datos del DANE en Colombia, el indicador de la desnutrición crónica o retraso en talla en los niños menores de cinco años a nivel nacional era de 26,1% (Documento CONPES 140) en 1990 y en diez años se redujo a la mitad (13,2%), lo cual muestra que de continuar ésta tendencia, el país estaría cerca de cumplir la meta propuesta por los objetivos del milenio: 8% en el 2015. Otro resultado muy interesante en Colombia es que el retraso en talla que presentan los niños entre los 0 y 5 años, es mayor que el presentado por las niñas (Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, 2010) .

Por otro lado, el indicador que mide la desnutrición global o bajo peso para la edad en los menores de 5 años era de 8,6% en 1990 y en 2010 era de 3,4%, muy cercano a la meta propuesta por los Objetivos del Milenio para el 2015 (2,6%). Sin embargo, el país ha mostrado una tendencia desfavorable en cuanto al porcentaje de niños con bajo peso al nacer, pues Colombia pasó de tener 7,68% (Documento CONPES 140) en 1998 a 8,85% en el 2008. Esto indica que si bien la nutrición en la población infantil a nivel nacional está presentando mejores resultados, no lo hace así la nutrición de los niños recién nacidos.

A nivel departamental, se observa en la tabla 1 que la zona de Colombia donde hay más prevalencia en el retraso en talla de los niños menores de 5 años es Bogotá. Este resultado es bastante razonable si se tiene en cuenta el gran número de desplazados que llegan a la ciudad capital y que cuentan con pocas fuentes de alimentación. Las regiones que le siguen son la Amazonía y la Orinoquía y la que presenta mejores indicadores es la Central. Por otro lado, observando la desnutrición global, los resultados cambian un poco, pues la región que está peor ubicada respecto a este indicador es la Atlántica, sin embargo la que se encuentra mejor es, de nuevo, la Central. Se observa además, que las regiones con más sobrepeso infantil son Bogotá y el Pacífico y las de menos sobrepeso son la Amazonía y la Orinoquía.

Dentro de éste contexto, los departamentos que presentan un mayor retraso en talla son Vaupés con 28,6%, La Guajira con 27,9% y Cauca con 23%. En la desnutrición global los resultados más alarmantes corresponden a La Guajira con 11,2%, Chocó con 6,3%, y Guainía con 6,1%. En sentido opuesto, el sobrepeso se presenta sobre todo en Cauca, San Andrés y Providencia, Meta y Tolima (Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, 2010). Para resolver éstos problemas de nutrición, los departamentos han tomado varias medidas que parten por adoptar lo relacionado a los documentos Conpes de los distintos años: por ejemplo en el Vaupés el programa Dabucuri aunque tiene como objetivo aumentar la seguridad alimentaria de los ciudadanos, no tiene un punto específico para tratar el alto grado de desnutrición crónica en sus niños; en La Guajira se han realizado esfuerzos para disminuir los problemas alimentarios en la niñez, como por ejemplo el programa de Consumo Alimentario donde se propone el aumento de la cobertura de 40.000 niños entre los 0 y 5 años (Plan de Seguridad Alimentaria y Nutricional. Departamento de La Guajira); en el Cauca éste problema se ha tratado desde el programa Cauca sin Hambre en el cual se establece que una de las poblaciones objetivo es la materno infantil; por otro lado en el Chocó no se ha dado un trato especial a éste tema pues no hay una política clara en la cual se observe que hayan esfuerzos por reducir, por ejemplo, la tasa de desnutrición global de la población infantil; en la Guainía aún las mismas autoridades regionales critican el poco presupuesto destinado para solucionar los problemas de nutrición en la niñez del departamento. En definitiva, esto indica que tanto los planes de desarrollo departamentales como los municipales deben hacer aún un énfasis más especial en el tema de la nutrición de la niñez pues el porcentaje de niños con retraso en talla es bastante alto y se encuentra muy lejos de cumplir con la meta propuesta por los Objetivos del Milenio.

 

Tabla1. Resumen de la desnutrición en Colombia

Región

Retraso en Talla (%)

Desnutrición Global (%)

Sobrepeso u obesidad (%)

Amazonía y Orinoquía

13,8

3,6

4,3

Atlántica

15,4

4,9

4,7

Central

10,7

2,8

4,5

Oriental

11,3

2,9

4,9

Pacífica

12,3

3,2

6,4

Bogotá

16,4

2,9[2]

6,4

Fuente: Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, 2010

Aquí es importante pensar en el caso de Bogotá por ejemplo, donde a pesar que los datos puedan parecer incoherentes, tienen bastante sentido para el caso de la capital del país: tanto el retraso en la talla como el sobrepeso en la niñez son bastante altos, pero la tasa de desnutrición global bogotana -o bajo peso para la edad- es una de las más bajas en Colombia. Esto puede ser explicado por varios factores, entre ellos, la efectividad de los programas enfocados en el bienestar físico de los niños. Uno de éstos es el  programa de alimentación escolar en el cual “más de 638.000 estudiantes de todas las localidades de la ciudad se benefician con refrigerios, desayunos y almuerzos” (Alimentación escolar en Bogotá, un programa para mostrar al mundo)mostrando que la implementación de los comedores comunitarios efectivamente ayudó a mejorar la nutrición de gran parte de la población infantil de bajos recursos en Bogotá. Otro de los programas es “Bogotá bien alimentada” donde se plantea como primer punto la nutrición de la población dando preferencia a la niñez, así como también la educación para una sana alimentación y se implementan programas tales como ayudas para la alimentación de los niños en periodos de vacaciones; es importante tener en cuenta que dados los resultados positivos que ha tenido este programa en Bogotá, ha servido de modelo para implementarse en otras ciudades colombianas.

Sin embargo, a pesar de que estos programas han logrado tener efectos positivos en la nutrición de la población infantil, reducido el problema del bajo peso especialmente de los niños con acceso a educación pública primaria; se podría decir que les falta hacer aún más énfasis en la desnutrición crónica de niños a los que incluso les queda más difícil el acceso a la educación dados sus escasos recursos económicos así como también el acceso de los niños recién nacidos. Por otro lado, las cifras de sobrepeso muestran que si bien una parte de la población infantil está accediendo a alimentos, no lo está haciendo de la forma adecuada, pues Bogotá es una de las regiones que presenta más porcentaje de niños con sobrepeso en el país; lo que puede explicarse, en parte, por la falta de una correcta educación en nutrición.

Analizando el caso de Colombia frente a países de América Latina cuyo PIB per cápita promedio es más alto que el nuestro[3], se puede ver que -según los datos de la UNICEF, Colombia se encuentra bien respecto al indicador del bajo peso en los recién nacidos, pues en el país ésta cifra es de 6%, frente a un 7% de Argentina, cuyo PIB per cápita es mayor que el nuestro. En Brasil éste indicador es de 8%, en Costa Rica de 7%, en México de 8%, y en Uruguay y Venezuela es de 9%. Es importante resaltar en éste mismo contexto, que Colombia no solamente está bien respecto a los países con mayor PIB per cápita, también lo está respecto a Bolivia, cuyo indicador de bajo peso en los recién nacidos es de 7%, Perú con 8% y Ecuador con 10%.(UNICEF, 2010). Este indicador para toda América Latina y el Caribe es del 9%.

Varios puntos se pueden concluir de la situación de la desnutrición infantil en Colombia. Lo primero es que a excepción de Bogotá, es evidente que las regiones más pobres son aquellas que presentan indicadores más altos de retraso en talla y en desnutrición global, con lo cual se hace evidente que el país se enfrenta a un patrón de desigualdad y que a pesar de los esfuerzos que se han hecho para contrarrestar esta situación, aún no se han obtenido los resultados esperados.

El segundo punto importante es que en general, Colombia presenta una tasa de sobrepeso en los niños no muy diferente entre las distintas regiones[4], indicando que es necesario que en el país se traten temas de educación en alimentación con el fin que las madres puedan alimentar mejor a sus hijos tanto en el caso de las madres que cuentan con escasos y altos recursos.

Esto muestra que a nivel nacional, las cifras de desnutrición infantil están disminuyendo en el tiempo, pero que debe preocupar el hecho que esté aumentando la tasa de niños con bajo peso al nacer. Para ello, los programas de nutrición infantil no se deben enfocar solamente en los niños, sino también en las mujeres gestantes. Pese a todo, el panorama no es tan desalentador como el de otros países pares, pues a pesar que el porcentaje de niños con bajo peso al nacer mostró una tendencia creciente en el tiempo para el país, la situación de este indicador respecto al resto de América Latina (teniendo en cuenta los datos de la UNICEF), muestra que Colombia está mejor en comparación a los países tanto de mayor como de menor PIB per cápita.

Ilustración1. Retraso en talla o desnutrición crónica en Colombia. 2008

 

NOTAS AL PIE

  1. Los Objetivos del Milenio fueron establecidos en la reunión de Naciones Unidas en el año 2000 en Nueva York, Estados Unidos.
  2. Coeficiente de variación igual o mayor a 20% y menor a 30%, la precisión es “Regular” y por lo tanto debe ser utilizada con precaución. ENSIN 2010. Instituto Colombiano de Bienestar Familiar.
  3. En Colombia el PIB per cápita fue $6.225 USD en el 2010. Fuente: Banco Mundial. Disponible enPIB per cápita (US$ a precios actuales)
  4. Con excepción de la Región de la Amazonía y Orinoquía, donde el tamaño de la población es mucho menor que el de las demás regiones colombianas

BIBLIOGRAFÍA

  1. Alimentación escolar en Bogotá, un programa para mostrar al mundo.
  2. Documento CONPES 140.
  3. Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (2010). ENSIN.
  4. Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura. Estadísticas sobre seguridad alimentaria.
  5. Plan de Seguridad Alimentaria y Nutricional. Departamento de La Guajira.
  6. UNICEF (2010). Estado Mundial de la Infancia. Edición Especial.

 

Escribe tu Comentario